Botones

domingo, 19 de julio de 2015

Reseña: La niña que amaba las cerillas (Gaétan Soucy)


________________________________________________________________________________________


"Mi hermano y yo tuvimos que hacernos cargo del universo, pues una mañana, 
sin avisar, poco antes del alba, papá entregó su espíritu. Sus despojos crispados
 en un dolor del que sólo quedaba la corteza, sus decretos de súbito convertidos
 en polvo, todo eso yacía allí, en el cuarto desde el cual papá todavía la víspera nos 
ordenaba todo. Mi hermano y yo necesitábamos órdenes para no borrarnos por 
trozos, era nuestro mortero. Sin papá nada sabíamos hacer. 
Apenas podíamos vacilar, existir, temer, sufrir."

 _________________________________________________________________



La primera impresión que tuve, una vez terminado de leer La niña que amaba las cerillas, fue incertidumbre. No porque Soucy nos regalara una obra magnífica con un final abierto, que en cierto modo no lo fue (el final), ya que se encargó de esclarecernos absolutamente todo.




Es una novela muy corta, de unas 158 páginas, narrada de una forma muy particular y que deja una impresión muy fuerte en el lector.Tenemos a dos hermanos, de los que desconocemos con exactitud, en el principio, sus géneros y edades. Sabemos que despertaron y encontraron a su padre fallecido. Se encuentran a sí mismos en un vacío abismal. Pasan de estar acostumbrados a que su padre les diga todo el tiempo qué hacer y cómo hacerlo, a adquirir una libertad inesperada y además tener que hacerse cargo del cuerpo de su padre. Aquí es dónde comienza la aventura. Y digo aventura, no porque tenga algo que ver con el género propiamente dicho, sino porque descubrimos que éstos hermanos jamás en su vida han salido del perímetro de su casa. Y con este descubrimiento viene el horror. Es tan sólo la punta del iceberg. Lo que viene más adelante, les prometo, les pondrá la piel de gallina. Es una historia con mucha crueldad y espanto, escrita desde la oscuridad mental de uno de los hermanos. Desde el principio del libro se nos plantea una fuerte incertidumbre. No sabemos con certeza la identidad de nuestro narrador. Y que a medida que avanza el relato la información va cambiando. Es hombre, es mujer, es un niño, una niña... Lo que logra Soucy es que querramos devorarnos el libro de una sola vez para despejar esa incertidumbre. Y eso no sólo sucede con nuestro narrador, sino con todos y cada uno de los personajes.


El espanto y la monstruosidad se descubren paulatinamente a lo largo de la lectura. Hasta el más mínimo objeto, palabra o acontecimiento tienen su razón de ser en esta historia. Nada queda librado al azar. Soucy planta semillas de duda en los primeros tres cuartos de novela para explicar detalladamente cada una de ellas en el cuarto restante.



La novela más escalofriante que he leído hasta ahora, cuando empezaba a pensar que quizá no existían libros capaces de despertar sentimientos como el horror y dejarnos con escalofríos.







"No hay necesidad de sufrir eternamente si se sufre durante un minuto y durante un minuto se cree que ese sufrimiento será eterno."





4 comentarios:

  1. Buenas!
    Tengo que decirte que es la primera vez que paso por tu blog y no me he podido resistir ante el encanto que desprende. Me apunto el libro y felicidades por la reseña, has logrado que mi interminable lista de lecturas pendiente aumente XDD
    Aquí te dejo mi blog por si te apetece pasar http://unlectorcontemporaneo.blogspot.com.es
    Nos leemos!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí.
    Te sigo.
    Si quieres pasarte por el mío estaré encantada de acogerte por allí. ^^
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que éste no es mi estilo de libro. Lo dejaré pasar por el momento.
    Muy buena reseňa.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Vi este libro en la biblioteca y me llamó el título (me recordó al cuento de la vendedora de fósforos de Andersen, triste, pero me encanta), no lo cogí, y la verdad, no sé si atreverme a leerlo... quizá en un futuro, ahora no es el momento.

    Me gusta tu blog, me quedo :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...