lunes, 6 de marzo de 2017

Reseña: La sirena (Kiera Cass)


Título: La sirena
Autor: Kiera Cass
Publicación original: 2016
Editorial: Roca Editorial



Kahlen es una sirena, obligada a servir a Oceania atrayendo seres humanos a las acuosas tumbas con su voz, la cual es mortal para cualquier humano que la escuche. Akinli es humano. Un chico amable y guapo, él es todo lo que Kahlen jamás había soñado. Enamorarse pone a ambos en peligro... pero Kahlen no puede soportar mantenerse apartada. ¿Lo arriesgará todo para seguir los latidos de su corazón?




Es sabido que las sirenas son criaturas legendarias cuyo origen se remonta varios siglos atrás, acunadas en algunas leyendas para luego ser alteradas y adaptadas en el resto de las mitologías a lo largo y ancho del mundo. Las leyendas más ancestrales nos advierten sobre su canto, dulce veneno para todos aquellos que lo escuchen. Sobre esta base parte Kiera Cass en su última novela autoconclusiva, La sirena, dispuesta a desenterrar de un pasado muy lejano una hipnotizante canción y una maldición, para así arrojarlos en un mundo contemporáneo y darnos un relato emotivo e inquietante en partes iguales.

La sirena nos sitúa en el tiempo presente, en donde la vida se desarrolla en completa normalidad, excepto por un secreto escondido en el mar. Oceania no es solo una gran masa de agua que separa continentes, sino más bien un ente poderoso, colmado de vida, que se encarga de reclutar jóvenes mujeres para que la alimenten y así generar un equilibrio vital. Oceania se nutre de personas inocentes, víctimas de naufragios, hundimientos y catástrofes naturales provocados por su naturaleza destructiva, lo que para ella representa una condena. Cuando sus fuerzas se agotan, la debilidad la desborda  y una nueva tragedia se acerca, sus fieles servidoras se preparan. Aquellas mujeres de gran belleza despegan sus labios para emitir el último sonido que el hombre quiere escuchar. Un canto capaz de enloquecer al más cuerdo. Su canto cautiva y seduce, arrastrando a cualquiera, sin discriminación alguna, al mar. Oceania descansa tranquila, satisfecha.

Kahlen se convirtió en servidora de Oceania de la noche a la mañana. Fue en una embarcación donde perdió a su familia y suplicó con tanta vehemencia por su vida que, aquella criatura sedienta, decidió perdonársela a cambio de cien años de completa sumisión. A partir de aquel día Kahlen se congeló en el tiempo. Sus diecinueve años, su inocencia y su belleza permanecieron intactos a lo largo de los años transcurridos. Oceania también le otorgó poderes extraordinarios que la convirtieron en sirena, un ser mágico que, desde la perspectiva de Cass, no necesariamente poseen las icónicas extremidades de pez.


Cass juega con la dualidad de sus personajes. Las mujeres que tiene bajo su manto cumplen con su trabajo de servidoras una o dos veces al año. El resto del tiempo intentan llevar una vida normal, fuera del agua, aunque algunos aspectos de su vida en el mar permanecen en tierra. Sus voces siguen siendo completamente mortales para los humanos. Por este motivo evitan el contacto con otras personas y, cuando lo hacen, disfrazan su obligado silencio con una mudez transitoria. Es en este plano real donde Kahlen conoce a Akinli, un joven que asiste a la universidad situada cerca de donde vive el grupo de sirenas. En este punto de la historia tengo mi mayor crítica hacia la obra de Cass. El insta love acecha nuevamente en el género juvenil, convirtiéndose en un recurso rápido y fácil cuyo único mérito es restar puntos a una historia que venía construyéndose sobre un buen cimiento. A pesar de éste decaimiento narrativo, la relación entre ambos personajes es por demás interesante. Vale recordar que hasta cumplido el siglo de servicio, Kahlen le pertenece sólo a la posesiva y celosa Oceanía. He aquí el principal conflicto. ¿Cómo luchar por amor contra un antagonista sublime e imponente y que esconde tantos secretos? Aquí reside la mayor riqueza del relato. El estereotipo de amor juvenil, impulsivo e intrépido no puede crecer en un contexto mítico como el que tenemos en frente, por lo que evoluciona a una circunstancia de mayor complejidad en donde nos encontraremos con sentimientos de renuncia, sacrificio, promesas e ideales que requieren de una sincera consagración.

Siendo el primer libro de Cass que tengo en mis manos, no me atrevería a hablar de su estilo en comparación con su reconocida serie La selección, pero sí me apresuro a manifestar que su narrativa fue para mí de gran sorpresa y agrado. Me encontré con una lectura relajada, sin pretensiones y para nada rebuscada. El rol que cumple Oceania y la relación que mantiene con las sirenas es uno de los puntos más fuertes desde mi punto de vista. No solo es la responsable del destino de las chicas que rescata de sus propias garras, sino que profesa un gran amor por todas y cada una de ellas, un amor de madre, que las protege y las auxilia cuando lo necesitan. Así mismo, ese sentimiento es recíproco. Además de aceptar el cambio radical en sus vidas, las chicas se entregan a ella y la honran durante el tiempo que dura el mandamiento, un aspecto de gran importancia a la hora de verse seducidas por los encantos de lo terrenal.

La sirena es un libro que remonta a la esencia de lo mitológico. Es un relato con momentos crudos y desgarradores que recurren a la creación de un ambiente opresivo y oscuro, en donde el amor es sinónimo de renuncia y sacrificio, y lo meramente juvenil e imprudente madura para dejar al lector una obra singular coloreada con matices de lealtad y camaradería. 





"Siempre hay espacio para el amor. Incluso si es tan pequeño como una grieta en la puerta."

MI CALIFICACIÓN


Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

3 comentarios:

  1. ¡Hola, Mary! ¿Cómo estás? Espero que muy bien :)
    Te cuento que yo sí leí La Selección (aunque todavía me falta terminar con lo que sería la trilogía inicial), y también destaqué la pluma ligera y sin pretensiones de la autora. No me pasó lo mismo con la trama que, aunque no me disgusta, la encuentro demasiado sencilla y predecible.
    Me sorprende encontrarme con tu reseña de La Sirena, porque sinceramente pensé que, al ser incluso anterior a La Selección, iba a encontrarme con algo muy sencillo. Pero por lo que contás, la idea tiene muy buena base y mucha pinta. Seguramente le de una oportunidad.
    Muchas gracias por la reseña. Después te cuento si puedo leerlo.
    Un besote.

    Meli.-

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! De esta autora solo me he leído la trilogía de `La selección' y me gustaron bastante.
    El mundo de la mitología y las sirenas me llama la atención, por lo que puede que me lo lea.
    Hace tiempo me leí un libro que se llamaba 'Sirena' de Caroliyn Turgeon, por si le quieres echar un vistazo
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Mary! Todavía no leí nada de esta autora y de las trilogías estoy un poco pasada así que seguramente le haga un lugar entre mis lecturas pendientes a La sirena. ¡Gracias por tu reseña! Me diste un panorama de lo que puedo encontrar en el libro y me gusta. Te mando un beso y nos leemos 😚

    ResponderEliminar